Ruta por los mejores mercados de Madrid

Las nuevas propuestas culinarias han convertido la ruta de mercados en un plan casi obligatorio de fin de semana.

Los gastroespacios ya forman parte de las rutinas de ocio de muchos madrileños y turistas que convierten los mercados en paradas obligatorias y en sitios de quedadas con los amigos o familiares. Si eres fan de estos planes, no te pierdas la ruta por los mercados de la capital española:

Mercado de San Miguel

Un edificio que de 1.200 metros cuadrados y que recoge más de 100 años de antigüedad, siendo 1915 el año en el que fue finalizada su construcción. En un principio, su función original era la de ser un mercado de abastos. Fue en el año 2009 cuando acabó adoptando la estética y el concepto actual. Lo que caracteriza a este emblemático mercado de Madrid es tu tapeo, razón por la que se ha convertido en un lugar de interés turístico llegando a recibir más de 10 millones de visitantes al año.

Puedes encontrar una gran selección de marisco fresco de Galicia, el mejor jamón ibérico y queso de la península y unos postres maravillosos que han conseguido colarse entre los más de 20 puestos que conforman el mercado.

Mercado de San Ildefonso

Ellos mismos se autodefinen en su página web como: “El mercado más vivo de la capital”. Y es que su céntrica ubicación en plena calle de Fuencarral y su concepto moderno y conceptual han hecho que se convierta en el lugar ideal para reunirte y pasar un buen rato. Es cierto que su espacio es algo reducido, pero gracias a la idea de street food market, su tamaño pasa desapercibido. Y es que puedes encontrar pequeños puestos que captan la atención y la curiosidad de más de 1.200 personas a la semana.

Mercado de San Antón

Aunque su exterior es sobrio y poco atractivo, su interior concentra todo el valor. Dos plantas y una terraza superior donde lo tradicional y contemporáneo forman una idea única de mercado. En la primera planta puedes encontrar muchos puestos para comprar productos de calidad. La segunda planta está reservada únicamente al tapeo y en la terraza podrás disfrutar de las vistas independientemente de la estación del año que sea. Además, está el restaurante ‘La cocina de San Antón’, en el que es posible que te cocinen los mismos productos adquiridos en dicho mercado.

Mercado de Moncloa

Este mercado aporta una fusión entre la gastronomía y el ocio que funciona genial para la gente que lo visita. Además, consigue importar la esencia de otros países al distrito de Chamberí, donde se localiza. Tiene tres plantas y desde su interior se comunica con el Hotel Exe de Moncloa. En la primera planta priman los productos ibéricos, de panadería y pastelería, italianos… En el segundo piso se entremezclan los sabores de Japón, América y un poco de cultura del vino. En el tercer piso se pueden probar productos gallegos o propios de restaurante que hay en el mercado y, por último, en la novena planta del mercado podrás disfrutar de unas increíbles vistas y una terraza con piscina que es propiedad del hotel.

El Huerto de Lucas

Este mercado abrió en 2014 para arrasar con una grastronomía sustentada por productos 100% orgánicos y de extrema calidad. Podrás encontrar una charcutería, una panadería, una carnicería-pollería, una cantina, una cafetería y frutas y verduras. Toda una propuesta ecogastrocultural que tanto los amantes de este mundo como los vecinos de Chueca, lugar donde se localiza este espacio, parecen haber acogido con mucho orgullo. Además, incluso la propia estructura del edificio está hecha a base de materiales naturales y reduciendo las emisiones de tóxicos.  ‘La medicina como alimento’ forma parte de su filosofía.

GuíaBurros: Rutas por lugares míticos y sagrados de España de Esther de Aragón y Sebastián Vázquez es tu libro ideal para conocer nuevas rutas que te harán desconectar y conocer nuevos lugares.