La ruta de los 6.000 escalones, un paisaje único en Alicante

A 56 kilómetros de Alicante, en el sendero PR-V 147, encontramos la ruta de la Vall de Laguar o la Catedral del Senderismo. Se trata de un desfiladero con un desnivel de 845 metros, transitable mediante 15 kilómetros a pie por los 6.873 escalones que forman esta ruta hasta llegar a la cima.

La Vall de Laguar es un lugar recomendable para todos aquellos amantes de la naturaleza por sus paisajes únicos, alrededor de los cuales hay grandes historias y leyendas. Perteneciente a la Marina Alta de Alicante, se trata de un valle interior situado entre el Barranc de l’Infern y la Sierra del Cavall Verd. La ruta está compuesta por numerosos saltos, cuevas, desniveles y obstáculos rodeados por una imponente vegetación.

Comienza en el pueblo de Fleix en un camino descendiente que pronto inicia su subida con grandes pendientes hasta el Barranc del Salt. Posteriormente el camino sigue a través de El Forat, una cavidad tallada en la roca: entonces comienzan los escalones, con 300 metros de subida hasta el Pou de la Juvea, lugar habitual de descanso para aquellos que realizan la ruta. Tras esta parada, destaca el camino por el Barranc de l’Infern hasta llegar a la Font dels Olvis, donde resulta llamativa la larga senda en zigzag. La ruta finaliza con un camino ligero hasta retornar a Fleix.

Es recomendable realizar la ruta por la Vall de Laguar en la época otoñal debido al color que adquiere el paisaje; o a finales de marzo y de febrero, momentos en los cuales comienzan a florecer los cerezos y los almendros, respectivamente.